Liderazgo

Liderazgo

Por: Miren Ayerdi HR Director

Liderazgo …

¿Qué significado tiene en nuestros tiempos?

¿Merece nuestra atención e inversión?

Esa es la pregunta

Resulta curioso cómo a diario, todo tipo de organizaciones independientemente de su tamaño y del sector de la industria que represente; invierte tiempo, dinero, recursos, esfuerzos en impactar de manera positiva y significativa el liderazgo a través de capacitaciones, academias, escuelas, procesos de aconsejamiento, mentoría y “coaching”.  La pregunta obligada de la Alta Gerencia siempre que surgen estas iniciativas por parte del equipo de Recursos Humanos, es sin duda alguna; qué resultados obtenemos al embarcarnos en este tipo de aventura y cuál será el impacto real en los resultados, o como mejor lo conocemos … cuál será nuestro ROI al finalizar este proceso.

Tenemos la responsabilidad como personas, como profesionales, como miembros del equipo y como Empresa de trabajar arduamente para hacernos mejores cada día, debemos sembrar la semilla regarla y cuidarla hasta disfrutar su fruto, debemos dejar un legado e impactar profunda y significativamente la gente con la que entramos en contacto.

 

 

Entre las preguntas obligadas figuran: el invertir en nuestra gente, ¿tendrá el impacto que esperamos?, ¿es el momento correcto?, ¿son las personas correctas? y de esta manera continúan las interrogantes genuinas antes de tomar decisiones tan importantes como éstas.  Recientemente esta dinámica la experimentamos en la Organización que represento, y finalizado nuestro análisis, las muchas conversaciones sobre este tema, el retar una y otra vez las posiciones asumidas; finalmente llegamos a la conclusión de que tenemos la responsabilidad como personas, como profesionales, como miembros del equipo y como Empresa de trabajar arduamente para hacernos mejores cada día; que debemos sembrar la semilla, regarla y cuidarla hasta disfrutar su fruto; que debemos dejar un legado e impactar profundamente y significativamente la gente con la que entramos en contacto.

Bajo esta premisa, reconocimos como Empresa, que el liderazgo se expresa haciendo cada día más irrelevante el rol y/o la posición que asume la persona; tomamos como nuestra la siguiente premisa: “un líder, no es el que manda ni brilla, sino el que ayuda a que el equipo sea el que brille a su máximo esplendor”.  Fuimos conscientes a través de todo nuestro proceso de auto descubrimiento que podemos tener grandes líderes en cualquier área de nuestra Organización, pero se hizo cada vez más claro en nuestro propósito que los miembros del equipo con mayor responsabilidad definitivamente debían ser líderes inspiracionales, por lo cual el tema de la inversión en nuestra Academia de Liderazgo quedó atrás y decidimos iniciar nuestro proceso impactando los roles de Gerencia y Supervisión; pero sin limitar a este equipo la Academia sino extenderla a la totalidad de nuestra población.  Entendimos que todos somos responsables de crecer, desarrollarnos, tomar como nuestras las herramientas brindadas y ponerlas a disposición de los demás; solo de esta manera seremos el equipo que soñamos ser.  De la misma manera reaprendimos que el liderazgo se expresa no sólo en nuestra vida profesional, sino en todos los roles que asumimos en nuestra vida… no debemos olvidar que somos seres holísticos… todo lo que hicimos nuestro de estas enseñanzas las aplicamos a toda nuestra vida.

El nivel de concientización que logramos alcanzar a través de “La Academia” se expresa según expuesto magistralmente por uno de mis autores favoritos Robin Sharma en “50 Rules to lead the field, The Leader who had no title”:

  1. El liderazgo es servicio, inspiración y tomar cuidado de los demás.
  2. Es extraordinariamente relevante la inversión en el desarrollo profesional y la educación.
  3. Asegurar el crecimiento de nuestra gente, es lo que asegurará el crecimiento de cualquier unidad de negocio
  4. Resulta cada vez menos importante el título y más importante la actitud.
  5. El líder modela e inspira.
  6. El desarrollar a nuestra gente provoca que tengamos más y mejores líderes … no así, meros espectadores y seguidores.
  7. Creamos consciencia de que todos los cambios son fuertes al inicio, desorganizados a mitad de camino y extraordinarios al finalizar la jornada.
  8. ¡Inspiración, modelaje y más inspiración!
  9. ¡Nuestra nueva óptica “donde otros ven problemas… nosotros oportunidades!
  10. Pequeñas victorias llevadas a cabo de manera continua nos dirigen a resultados extraordinarios… esta última se la tomé prestadita a nuestro profesor y mentor en “La Academia” Héctor Millán de A Otro Nivel Enterprises.

Finalmente, cuando transferimos los conocimientos adquiridos al desempeño de nuestras unidades de negocio; se hace relevante tomar en consideración el trabajo realizado por la Dra. Christine Comaford, en su libro “Smart Tribes – How teams become brilliant together” en donde integra sus conocimientos en neurociencia al liderazgo. Esta detalla que los factores más relevantes en equipos altamente efectivos son:

  1. la seguridad de sus miembros,
  2. el sentido de pertenencia
  3. cuán importantes se sienten.

Indica que todos ellos forman parte de nuestro cerebro primitivo, y que se expresan a través de la transmisión de información en nuestros neurotransmisores de manera automática.

No debe ser para nosotros una sorpresa reconocer que mientras más seguros nos sentimos y hacemos sentir a nuestra gente, mientras nos sintamos parte de y hagamos sentir de esta manera a todas las personas con las que colaboramos y reconozcamos nuestras aportaciones y las aportaciones de todos los miembros de nuestros equipos, mayores serán los logros alcanzados no solo para la Organización, sino para todos; incrementa nuestra autoestima profesional, nuestro sentido de logro y el sentido de aportar más allá de nuestras capacidades individuales.

Recientemente la Dra. Comaford, escribió un artículo sobre este tema y hace referencia a un estudio realizado por Google en el año 2015, el cual basa sus resultados en sobre 200 entrevistas llevadas a cabo en el ámbito empresarial; reflejando este estudio que las características que hacen a un equipo un altamente efectivo son las siguientes:

  1. Alineamiento,
  2. Comunicación,
  3. Colaboración,
  4. Manejo de la energía,
  5. Confianza,
  6. Balance

 

Sin embargo, asegura que todos ellos se reducen a los primeros tres factores y amplía los mismos de la siguiente manera:

  • Seguridad Psicológica; si los miembros del equipo se sienten seguros toman riesgos sin sentirse vulnerables.
  • Confianza; llevan a cabo sus labores en tiempo y bien realizadas, cuando confían en el desempeño de los demás.
  • Estructura y claridad; conocen sus roles, existe la planificación y las metas claras.
  • Importancia del trabajo; es personalmente importante para ellos.
  • Impacto; reconocen que su labor es importante por lo que continuamente se retan y crean impacto positivo.

La que considera más importante es:  la Seguridad Psicológica.

Sin duda alguna, el liderazgo es un tema cada día más vigente y pertinente, hoy nuestro mundo laboral se compone de cuatro generaciones colaborando juntas, logrando extraordinarios resultados.  Nos corresponde antes que nada liderar nuestro camino, examinar nuestras acciones y aportaciones, solo liderando nuestra propia vida en todas sus facetas, seremos capaces de inspirar, transformar y lograr a través de todos los miembros de nuestros equipos trascender nuestras expectativas.