Impacto y necesidad

Impacto y necesidad

Impacto y necesidad

Eduardo R. Lamadrid Aguilar, J.D., M.A.C.

Director de Impacto Comunitario-Puerto Rico

Asociación Americana del Corazón

 

A veces, al leer sobre la prevención de enfermedades, el lector busca números, estadísticas y porcentajes que impacten su necesidad de conocimiento, más aún si la fuente es una organización prestigiosa en el campo de la investigación. La Asociación Americana del Corazón ha iniciado y promovido cientos de investigaciones, incluyendo unas 13 merecedoras de Premios Nobel. Esta misma organización ha decidido enriquecer el impacto de sus tradicionales números con las necesidades reales de historias que ocurren detrás de ellos.

 

Es importante que el conocimiento no se quede en números, estadísticas y porcentajes, sino que trascienda para satisfacer la necesidad de las personas. No se trata tan sólo de iluminar mentes, sino de tocar corazones, para que el mensaje perdure. Y para ello, es importante que cada número y cada por ciento esté encarnado en esa realidad de la cual un ser humano es protagonista o testigo, independientemente de que sea un científico o no.

 

Para muestra, con un botón basta. Éstos son -por ejemplo- los riesgos cardiovasculares de las mujeres:

  • 1 de 3 mujeres muere por enfermedad cardiovascular.
  • Cada 60 a 80 segundos, 1 mujer muere por su condición cardiovascular.
  • Es la PRIMERA causa de muerte (en mujeres y en hombres) alrededor del mundo.
  • 44 millones de mujeres en Estados Unidos y Puerto Rico tienen padecimientos cardiovasculares.
  • 90% de las mujeres poseen uno o más factores de riesgo.
  • Las mujeres tienen menos probabilidades que los hombres de sobrevivir un ataque cerebral.
  • Las mujeres de ascendencia negra o latina son más propensas a sufrir enfermedades cardiovasculares.
  • Cada año, las enfermedades cardiovasculares cobran las vidas de 48,000 mujeres negras y 21,000 mujeres latinas en Estados Unidos y Puerto Rico.
  • El 33% de las mujeres negras y de las hispanas está consciente de su riesgo cardiaco, mientras el otro 66% no lo está; ¡¡¡y piensan que van a morir de cualquier otra cosa, menos del corazón!!! ¿Les suena familiar?

 

Curiosamente, todas las cifras anteriores, las he tenido que repasar antes de escribirlas porque se me pueden olvidar… Lo que no se me olvidará nunca es que mi madre murió de un infarto cardiaco masivo, que ella fue 1 de 3.

 

Todo lo anterior no tendría mayor repercusión si no encarna en la cotidianidad de nuestras familias, vecindarios, centros de trabajo, escuelas, iglesias, etc.  ¿De qué vale, dentro de una empresa, conocer los porcentajes de hipertensión y colesterol alto, de taquicardias, soplos y prolapsos, el número de infartos y ataques cerebrales que han ocurrido entre sus empleados, si dicha información no motiva una acción afirmativa para aliviar, prevenir y erradicar los determinantes sociales que son la raíz de estos problemas de salud?

 

Sabemos que la comida chatarra enferma, pero ¿qué sirven nuestras cafeterías y “vending machines”? Sabemos que la falta de ejercicio aniquila, pero ¿qué programa de actividad física estamos ofreciendo en nuestros centros de trabajo? Sabemos que el estrés puede aumentar la presión arterial, pero ¿de qué forma podemos organizarnos para reducir el nivel de estrés de nuestros empleados? ¿Ven, ustedes, que con saber no arreglamos nada? Porque “saber” es sólo el principio. ¡No podemos quedarnos impactados, pero sin atender las necesidades!

 

Si lo que usted busca son números, cifras y porcentajes, es muy posible que le podamos ayudar. Pero, sobre todo, es vital que identifique las historias detrás de los datos y se solidarice con ellas, porque puede ser su propia historia, la de un ser querido, un amigo, un vecino, un compañero de trabajo o de estudios, alguien de su comunidad. Ya sea que esté usted interesado en los números o en las necesidades detrás de los números, puede llamar al teléfono: 787-313-4292 / o escribir al correo electrónico: eduardo.lamadrid@heart.org.